Cómo evitar que el trabajo de tus sueños te consuma

0
334
views
Cómo evitar que el trabajo de tus sueños te consuma

Es muy bonito ver a alguien que ha alcanzado el éxito y que aparentemente tiene una vida feliz, pero no todo lo que brilla es oro. Detrás de una persona exitosa, muchas veces se esconden muchísimos miedos, ataques de pánico, autoexigencias castigadoras, mucho estrés y muchos dolores que pueden ir desde un leve dolor de espalda, cuello y dolor de cabeza hasta el más agónico dolor que hayas podido sentir.

Esta saturación de cosas pendientes de hacer y la falta de descanso, en innumerables ocasiones, nos provocan problemas de salud que nos obligan a permanecer de consulta en consulta, en largos tratamientos, todo por no darle el descanso que nuestro cuerpo necesita en el momento que lo necesita.

Trabajar muchas horas, a pesar de que sea en eso que tanto nos apasiona, se puede convertir en una planta carnívora que poco a poco nos puede ir consumiendo ya que, por culpa del cansancio, tendemos a padecer ataques de ansiedad, dudamos de nuestras capacidades por el bajo rendimiento que presentamos y, nuestra salud emocional y física se desequilibran.

No es que ponerle pasión a nuestro trabajo sea malo, aquí lo que quiero plantearte es que a veces nos gusta tanto lo que hacemos y nos empeñamos tanto en que todo quede perfecto, que nos saturamos y nos olvidamos de todo y de todos, incluyendo nuestros pobres hijos que son los que más sufren.

La trampa del emprendimiento

Cuando nos convertimos en emprendedores y abrimos nuestras empresas, es frecuente que nos perdamos en el mar de montones de cosas por hacer. Que si la contabilidad, que si el mercadeo, que si la planificación, etc. Tantas cosas que nos absorben por completo, tentándonos a trabajar hasta más de 12 horas el día, robándonos el tiempo de comer, de ejercitarnos, de compartir con nuestros hijos, nuestras parejas o nuestros amigos ¿te suena?

Lo curioso es que con esto lo que perseguimos es ser más felices y prósperos, sin saber que lo que conseguimos en realidad es apartarnos de los pequeños detalles, muchos de ellos gratuitos, que nos completan y que son los que nos llenan de verdad el corazón.

Cuando caemos en la onda de tener que tomarnos una jarra de café o té diario para mantenernos despiertos y enérgicos, cuando las horas de trabajo no nos rinden y debemos invertir casi un día entero para concluir nuestras tareas, cuando estamos agotados y mal humorados, cuando no tenemos tiempo de salir con amigos, cuando no dedicamos tiempo de calidad a nuestros hijos o pareja, cuando estamos quedándonos solos porque todo el tiempo se lo estamos dedicando al negocio, es señal de que vamos por mal camino y que debemos hacer algo ¡Ya!

Por ello aquí te traigo unos consejos para que aprendas a trabajar de una manera eficaz y saludable.

  • Descansa suficiente. Lo normal es dormir de 7-8 horas diarias para mantener un estado óptimo de salud.
  • Respétate y ámate lo suficiente como para dedicar unos minutos al día para hacer nada sin sentirte culpable.
  • Haz diariamente otras cosas que te apasionen y te hagan feliz más allá de tu trabajo: salir a caminar, leer un libro, tomar una taza de té, tomar una siesta, meditar, cocinar, etc.
  • Evalúa por qué razón quieres dedicar tanto tiempo a tu trabajo. Si la razón es algún problema por el cual estás pasando y no quieres afrontarlo, detente y busca soluciones para comenzar a librarte de lo que tanto te atormenta. Puedes tomar como terapia el escribir como te sientes y como quieres sentirte, hablar con un buen amigo o, mejor aún, orar.
  • Para emprender, no necesitas comenzar con todo perfecto, solo comienza y en el camino ve puliendo tus estrategias y procesos hasta conseguir un producto o servicio que te satisfaga.
  • No te estreses por aquello que no puedes controlar.
  • Planifícate bien, cuestión de que diariamente puedas dar pasos certeros hacia tus metas. No tienes que correr hasta agotarte y hartarte de tu trabajo, solo tienes que caminar a paso firme.
  • Dedica solo 1/3 de tu día a trabajar. Es decir de las 24 horas del día dedica solo 8 o menos a trabajar.
  • Ponte horarios fijos para trabajar. Trata de cumplir este horario truene, llueve o ventee.

No te tortures si en un inicio, realizar estas tareas no te sale tan bien. Si las vas aplicando cada día, verás que tu vida se irá equilibrando mejor y que cada cosa comenzará a tomar su lugar.

Espero que este post te sea útil y que puedas comenzar a equilibrar mejor tu vida. 🙂

 

Te invitamos a que te suscribas para que recibas tips e información super útil sobre crianza, lifestyle, hogar y viajes. Te prometo que valdrá la pena.