Dedicación y Disciplina

0
252
views

Ningún caballo llega a ninguna parte si primero no se le engancha el arreo.

Ninguna vida jamás crece para ser algo grande hasta que no ha logrado su enfoque, dedicación y disciplina. El estar concentrado, dedicado y disciplinado, hará la diferencia entre una vida mediocre y una gran vida.

He encontrado unas definiciones muy acertadas para conseguir los tres pilares del éxito:

Disciplina: “La Disciplina es la capacidad de actuar ordenada y perseverantemente para conseguir un bien. Exige un orden y unos lineamientos para poder lograr más rápidamente los objetivos deseados, soportando las molestias que éstos ocasiona. La principal necesidad para adquirir este valor es la Autoexigencia; es decir, la capacidad de pedirnos a nosotros mismos un esfuerzo “extra” para ir haciendo las cosas de la mejor manera. El que se sabe exigir a sí mismo aprende a trabajar y a darle sentido a todo lo que hace. La disciplina es indispensable para que optemos con persistencia por el mejor de los caminos; es decir, por el que nos va dictando una conciencia bien formada que sabe reconocer los deberes propios y se pone en marcha para actuar”.

 Determinación: “El término determinación se refiere a cuando una persona tiene la cualidad de ser determinada, es cuando esta persona establece definiciones, limitaciones y conceptos en su vida por los cuales se dirige, y estos elementos forman parte de decisiones que esta persona ha tomado. Uno de los aspectos que más destaca en la determinación y la perseverancia de una persona es el INCONFORMISMO en aceptar ciertas situaciones. La insatisfacción como resultado, con las dificultades, con las limitaciones genera en cierta forma un estímulo y la motivación necesaria para que ocurran CAMBIOS para mejorar y para alcanzar los OBJETIVOS”.
 
Dedicación: “Pasar toda tu vida esforzándote no tiene ningún sentido. Pasar toda o casi toda tu vida dedicándote es una pasada. Las cosas conseguidas con dedicación son las que realmente tienen un gran valor”.
La dedicación y disciplina son dos armas eficaces para lograr con éxito cualquier propósito en la vida y deben ser constantes, deben estar regidas por decisiones oportunas, eliminando viejos esquemas y aprendiendo día a día de los que más saben. Sin ellas es imposible arribar al triunfo verdadero. Además de ellas, otras herramientas son el talento, la voluntad, la planificación  y la utilización efectiva del tiempo. 

NO te rindas en el camino a lo que te brindará felicidad. Trata de nunca perder el enfoque pues cuando pretendas regresar al escenario positivo donde te encontrabas en un principio tendrás que hacer un esfuerzo enorme para recuperar lo perdido.

Los sueños pueden convertirse en verdad cuando te concentras en ellos de manera intensa, cuando los conviertes en tu meta. Pero alcanzarlos no es fácil, ameritará que saltes muchos muros, muchos creados por nosotros mismos, razón por la cual deberás armar muchos escudos y lanzas para la guerra espiritual y emocional que se avecina.

Aprende que las dificultades siempre existirán, lo importante es  la forma en la que las enfrentas y superas.

1 Corintios 9:24-25

En una carrera varios son los que corren, pero sólo un obtiene el premio… Para seguir en una competencia uno tiene que abstenerse de cualquier cosa que le impida estar en las mejores condiciones físicas.

Te invitamos a que te suscribas para que recibas tips e información super útil sobre crianza, lifestyle, hogar y viajes. Te prometo que valdrá la pena.