Dolor en la pelvis ¿A qué se debe?

0
204
views

Desde hace unas semanas estoy padeciendo de unos dolores fuertes en el área de la pelvis, siento como si no pudiera caminar mucho, no puedo subir mucho las piernas ni hacer movimientos bruscos, al principio pensé que sería algo pasajero, pero me dí cuenta (entre investigación e investigación) que es normal al parecer en todas las embarazadas. En algunas el dolor puede ser más agudo, punzante e insoportable, en otras se manifiesta de forma leve e incluso no se manifiesta sino hasta el día en que la madre va a dar a luz.

¿Y a qué se debe este dolor que abarca la pelvis y que se vuelve insoportable?

A esta situación se le conoce como  disfunción de la sínfisis púbica, es más común en fases avanzadas del embarazo (como es mi caso, tengo 35 semanas) pero también se puede presentar mucho antes.

Este dolor se puede producir por varias razones:
  1. Por lo cambios hormonales propios del embarazo, se liberan sustancias como la relaxina que relajan los ligamentos y articulaciones con el fin de facilitar el futuro parto;
  2. O porque existe una presión importante en toda la zona por el crecimiento del útero y el bebé debido al peso del bebé o al tamaño de la panza.
¿Qué medidas podemos tomar para disminuir el dolor o la molestia?

Por experiencia propia les diré algunas recomendaciones que me han funcionado bastante bien:

  1. No levantes nada pesado (no sea que te pase como a mí, que trate de levantar una maleta y sentí que se me abrió la pelvis, ocasionando que esa noche fuera la peor noche de mi vida)
  2. Trata de dormir con una almohada entre las piernas y de lado.
  3. Cuando intentes moverte en la cama, hazlo de forma lenta y pausada. En las noches el dolor suele empeorar un poco.
  4. Camina de forma lenta, aunque la gente diga que parezcas una tortuga. Es mejor tarde que nunca.
  5. Al subir escaleras, hazlo de forma lenta, de escalón en escalón. Sé que es desesperante, pero no te preocupes, todo esto será temporal y es por tu bien y el del bebé.
  6. Si tu médico te da el visto bueno, practica algunos ejercicios para fortalecer el área del pubis.
  7. No hagas mucho esfuerzo, ni dures mucho tiempo parada. Si te agacharás, hazlo flexionando las rodillas y manteniendo la espalda recta.
  8. Al entrar a la bañera, levanta de uno en uno los pies y sostente de algo. Es probable que te sientas inestable por la disfunción.
  9. Trata de caminar poniendo la misma cantidad de peso a uno u otro lado de tu cadera.
  10. Siéntate con las piernas separadas. Sé que no se ve elegante, pero ahora es cuestión de comodidad y bienestar para ti.

Te invitamos a que te suscribas para que recibas tips e información super útil sobre crianza, lifestyle, hogar y viajes. Te prometo que valdrá la pena.