¿Qué jabón le va a mi tipo del piel?

0
86
views
jabon adecuado para tu piel

Para tener una piel saludable, tersa y joven es necesario que identifiques cuál es tu tipo de piel y así conocerás sus necesidades básicas. Cuando estamos en la etapa de embarazo nuestros cutis tienden a cambiar su contextura, unos se vuelven grasosos y acneicos, otros, se vuelven secos y propensos arrugas. Por tal razón, es importante que diariamente cuides tu piel y cada x tiempo te realices sesiones de cuidados especiales (faciales profundos, peeling, exfoliación). ¿Cómo sabes que tipo de piel tienes y como cuidarla? Aquí te lo cuento todo:

Piel Grasa

Presenta un rostro con brillo, graso al tacto y posee poros grandes y abiertos. Las pieles grasas tienen una tendencia a producir más sebo que las otras pieles, y la aparición de acné o puntos negros  se debe a que se obstruye el orificio del poro debido a este exceso de grasa. Debes utilizar productos específicos para este tipo de piel, con el objetivo de balancear y absorber la grasa.

Utiliza jabones o geles para el rostro; hidratantes libres de aceite, y mejor aún si contienen ácidos frutales, ya que estimulan la descamación de las células y absorben el exceso de grasa de los poros.

Evita:

  • Usar productos para el rostro demasiados grasos o con aceite
  • Broncear la piel sin la protección adecuada.
  • Tratar de extraer las espinillas o granitos, ya que se puede producir una infección. Se deben tratar los mismos con productos específicos o acudir a un especialista si el caso es muy severo.
  • Evitar tocar el rostro con las manos o tratar de eliminar el exceso de grasa pasándose las mismas sobre la cara: utiliza siempre un pañuelito descartable.
Piel Seca

La piel seca es aquella que está deshidratada, es una piel a la que le falta humedad y humectación, que tiene pocos aceites naturales o grasa en el estrato corneo más externo de la piel, se ve rugoso, seco, mate, sin brillo. Lo primero es que debes hidratarte bebiendo mucha agua y jugos naturales (nada de enlatados o procesados).

Se debe limpiar con una leche limpiadora, enjuagar con agua y poner tónico para pieles secas. Luego debes aplicar un Serum y después la crema hidratante. No recomendamos que uses toallitas limpiadoras, ya que llevan muchos jabones. Trata de usar productos de buena calidad y de la misma linea facial. Hazte una exfoliación suave al menos una vez a la semana, ya que a veces la piel está tan seca por la cantidad de células muertas que hay en la piel y hay que desprenderse de ellas lo antes posible, porque están apagando la luz de tu piel. Un exfoliante que puedes usar es azúcar, avena y sal fina mezcladas con miel y masajearte suavemente el rostro con movimientos circulares.

Evita:

  • Poner la cara debajo del agua caliente de la ducha.
  • Frotar la piel bruscamente.
  • Aplicar productos con fragancias o colores artificiales.
  • Usar  productos con alcohol.
  • Usar productos con aceites minerales.
  • Fumar.
  • Usa protector solar si vas a la playa o a la piscina.
  • Usar maquillajes mates, mejor utiliza cremas con color hidratantes. 
Piel mixta

La piel mixta es uno de los tipos más difíciles de tratar, ya que la conocida zona T (frente, nariz y barbilla) tiende a ser grasa y brillosa, en lo que en las zonas de las mejillas y cuello la piel es de tipo seca. Para cuidarla te recomendamos lo siguiente:

  • Evita lavar tu cara con agua caliente, ya que en la zona T producirás exceso sebo y en las partes secas ocasionarás que tu piel se vea quebradiza y acelerarás el envejecimiento de tu piel.
  • A la hora de elegir el producto con el cual lavarás tu cara, fíjate en la etiqueta que uno de los ingredientes no sea jabón, mejor busca un limpiador facial ya sea en gel o loción, con ésto ayudarás a eliminar la grasa de y no resecará otras partes de tu piel.
  • El tónico facial para pieles mixtas logrará un balance en tu rostro evitando la resequedad excesiva o la producción de sebo.
  • Debes hidratar tu piel lo mejor posible. Utiliza una crema con ingredientes naturales como lo es el aloe vera y la manzanilla, ya que hidratarás sin obstruir poros ni producir grasa.
  • Exfolia tu piel y utiliza una mascarilla de una a dos veces por semana.
  • A la hora de maquillarte, usa una base de maquillaje mate para darle a tu piel un tono uniforme y usa un polvo translúcido en la zona donde no necesitas brillo.
  • Lava tus herramientas de maquillaje. Removerás bacterias, grasas y suciedad de ellas.
  • Añade a tu dieta diaria alimentos con vitamina A como la leche, yema de huevo, zanahorias y frutas, así ayudarás a reducir la resequedad en las mejillas y tendrás una piel más sana.
  • ¡No te toques la cara! Lo único que ocasionas con esto es aumentar la aparición de puntos negros y espinillas en la zona T.

Te invitamos a que te suscribas para que recibas tips e información super útil sobre crianza, lifestyle, hogar y viajes. Te prometo que valdrá la pena.