¿Cómo aumentar la producción de leche materna?

0
462
views
Incrementar produccion de leche

Es muy bien sabido que para aumentar la producción de leche no hay nada mejor que la estimulación  por parte del bebé y el vaciado periódico y por completo de los pechos, pero aunque esta es la recomendación básica de los pediatras, a veces no es tan difícil. Algunas de las razones que impiden una lactancia exitosa son la inexperiencia, el estrés, el cansancio por la falta de sueño, una mala técnica de extracción, una mala posición, una mala succión, frecuencia de amamantado inadecuada, la ansiedad o la depresión postparto.

 

Además de las recomendaciones del pediatra o el obstetra, las sugerencias de las abuelas, madres y amistades mas expertas, resultan bien oportunas y a veces más efectivas que la de los especialistas, ya que por ser puramente naturales, podemos ponerlos en practica desde el principio y facilitarnos la vida en el hermoso proceso de lactar a nuestros bebés.

Lo primero que definiremos es lo que es un Galactogogo (también llamados lactogogo), que son aquellos medicamentos naturales o químicos capaces de aumentar o mantener la producción de leche materna. La forma de actuar de los galactogogos se resumen en una cadena de estímulos que comienza en los receptores de dopamina, incrementando los niveles de prolactina (la hormona responsable de estimular las glándulas mamarias) y culminando con el tan deseado estimulo para la lactancia. Los galactogogos se indican en casos de lactancia para niños adoptivos, relactancia y disminución progresiva de la leche materna. Aclarado este punto, a continuación les daré varias alternativas de galactogogos naturales y farmacéuticos que les aseguran un aumento progresivo en la producción de leche materna:

  • FENOGRECO (en inglés Fenugreek): es una de los galactogogos más populares, y la FDA la considera segura de manera general. Es tan eficaz que generalmente después de 24 a 48 horas se pueden ver los resultados. Puede encontrarse en las botánicas en forma de té de hierbas, pero lo más común son las semillas y hasta cápsulas. No se debe usar durante el embarazo. Se usa también para el tratamiento de las gastritis y para disminuir el azúcar en sangre.
  • CARDO LECHAL O DE SANTA MARIA (en inglés se conoce como Milk Thistle): en los Estados Unidos se ha hecho más popular por sus propiedades limpiadoras del hígado, para aliviar el asma y la tos, pero posee el mismo efecto de estimular el músculo liso  que rodea los canalículos lácteos para producir mas leche. La Asociación Americana de Productos Herbarios indica que se puede consumir con seguridad y que no está contraindicada durante la lactancia materna. Habitualmente se consume en forma de té y recientemente se ha comercializado en forma de pastillas.
  • HINOJO (en inglés Fennel): Esta planta multiuso no sólo aumenta la producción de leche en la mamá sino que también alivia los cólicos del bebé. Además tiene la ventaja de que pueden usarse todas sus partes: hojas, tallos y bulbo. Se recomienda usar una cucharada de las hojas secas o las semillas en una taza de agua y un mínimo de 2 veces por día.
  • ALFALFA: esta planta aumenta la producción de leche materna y fortalece el sistema inmune de la mamá y el bebé. Se puede preparar en forma de té o de jugo combinado con piña y pepino, combinación esta que también ayuda a perder peso en la mamá.
  • LINASA (en inglés Flaxseed): Se puede agregar a las frutas en su presentación de polvo, el cual debe ser guardado en un recipiente donde no reciba la luz para que no se oxide. También puede agregarse a las sopas o las ensaladas. Aumenta la excreción de leche y asimismo regula la función digestiva.
  • AJONJOLÍ (en inglés Sesame Seed): Esta gustosa semilla puede consumirse tostada o como parte de la preparación de pescados o carnes. Es una maravillosa fuente de omega 3 y todo esto mientras también aumenta la producción de la leche materna.
  • RUDA DE CABRA:  Es un galactogogo ampliamente utilizado en Europa. No se han realizado estudios científicos que demuestren su eficacia. También se usa para disminuir el azúcar en sangre. Habitualmente se toma en forma de té.
  • ANÍS:  Los frutos del anís verde se utilizan para regular la menstruación. Tambien es un buen galactogogo pero, además de incrementar ligeramente la producción de leche, esta planta puede ayudar a eliminar los cólicos del bebé. También se cree que proporciona un gusto más dulce a la misma. En pediatría también se utiliza como expectorante. Es un potente antiespasmódico y estimula la secreción de glándulas endocrinas.

Galactogogos farmacológicos- son medicamentos que estimulan la producción de prolactina, que es una de las hormonas que participa en el control de la producción de leche. Estos medicamentos se utilizan bajo supervisión médica y sólo se utilizan en casos muy concretos: Para inducir la lactancia en una madre que va a adoptar un bebé; para volver a dar de mamar después de un destete (relactar); en caso de hipogalactia real por enfermedad de la madre. El efecto de aumento de la prolactina es un efecto secundario de estos medicamentos por lo que su uso debe vigilarse y evaluarse. Son medicamentos galactogogos la Metoclopramida , que se utiliza para nauseas y vómitos; la Domperidona , que se utiliza para las nauseas y vómitos y otras molestias gástricas; y el Sulpiride, que es un antipsicótico.

Los beneficios de los galactogogos se originan a partir de sus ricos contenidos en nutrientes, como vitaminas, calcio, hierro, fibra, potasio y varios micronutrientes, que en conjunto permiten estimular la producción de leche materna, tonificar el sistema reproductivo, restituir la vitalidad materna y tonificar el sistema digestivo, entre sus principales propiedades.

Se recomienda que sea cual sea el remedio natural usado se le informe al médico y que no se usen todos al mismo tiempo sino que se vayan rotando para ver cuales son los más efectivos en la madre.

Te invitamos a que te suscribas para que recibas tips e información super útil sobre crianza, lifestyle, hogar y viajes. Te prometo que valdrá la pena.