Recomendaciones para ahorrar al comprar los útiles escolares

0
77
views

Recordando mis tiempos escolares, primaria y secundaria, me remonto a esos hermosos momentos en los que ir a la tienda a comprar el uniforme nuevo, los cuadernos, lapices, bolígrafos y demás, se convertía en un sueño, adoraba ir a escoger mis útiles, ir bien limpia y nuevecita a la escuela y creo que no soy la única que ve la entrada a un nuevo año escolar como la oportunidad de ser lo que antes no fuimos, de hacer lo mejor y de dar lo mejor.

Dejando lo estético de lado, vamos a lo lógico y practico, cuando entré a la adolescencia comencé a aplicar varias técnicas que me permitieran ahorrar en útiles escolares y a mis padres por igual. Y a continuación te compartiré mis secretos para que la entrada a un nuevo año escolar sea lo menos frustrante posible para todos.

1. Reciclemos

Sé que es común escuchar que debemos reducir, reusar y reciclar para ayudar a la naturaleza, pero la otra ventaja de esto es que ayudamos a nuestros bolsillos (jejeje). Los cuadernos que nos hayan quedado por la mitad en el año anterior, los podemos reusar, arrancando las hojas usadas o sucias usando las nuevas. Podemos forrar esos cuadernos con nuestro papel de scrpbooking favorito para que se vea diferente y único.

2. No despreciar lo GRATIS

¿Cuantas veces no vamos a plazas comerciales, a tiendas, a restaurantes o eventos sociales y educativos en donde nos regalan bolígrafos y libretas promocionales? Todo esto se guarda y se utiliza en la escuela. Si no quieres que se vea la marca de tu lapicero puedes personalizarlo con washitape o con cinta. Las libretas las puedes utilizar como agenda o calendario  e inclusso puedes decorarlas con stickers y forrarlas.

3. Ahorrar es la clave

Debemos enseñar a nuestros hijos a ahorrar y a nosotros mismos también. Es necesario autodisciplinarnos y gastar en lo realmente necesario para que cuando lleguen los tiempos duros tengamos de donde agarrarnos. Quincenalmente ahorra al menos el 5% de tus ingresos netos y tenlo como fondo de emergencia. A tus niños comprales alcancías y enseñalos a tener metas y a ahorrar para conseguirlas. ¡De peso en peso se llena la alcancía!

4. Comenzar a comprar con anterioridad

Algo que nunca falta en el listado de útiles escolares son los cuadernos, lapices, lapiceros, lapices de colores, temperas, entre otros, en especial si tenemos niños pequeños en casa. ¿Qué tal si comenzamos a comprar estos materiales de poco en poco, mes a mes? Nos saldrá más económico y será menos estresante.

5. Bajarle el ruedo a los pantalones

Esto lo aplique hasta el final de mi bachillerato y es bien útil con los más chicos de la casa. Es recomendable comprar pantalones escolares que le queden un poco largos a los niños, cuestión de que a medida que crezcan durante el año escolar  no lo queden brincacharcos o cortos. Al comienzo del próximo año escolar, checa si el pantalón aun le queda a tu hijo y si no, bájale el ruedo y planchalo bien, ¡Ahí tendrás un gasto menos!

6. Piensa en inscribir a tus chicos en un Politécnico o una Escuela con subsidio Gubernamental

A veces por cuestiones de calidad en la educación pensamos que inscribir a nuestros hijos en una escuela “pública” no es la mejor elección. Pero es todo lo contrario, hay muchas escuelas que ofrecen mucha calidad en su programa educativo y en la diversidad de asignaturas que imparten a los niños. En mi experiencia, yo estudié en una de las Escuelas Parroquiales de Fe y Alegría  y luego en un Politécnico de Monjas y no me arrepiento, no se pagaba nada comparado con lo mucho que uno aprende, adicional a esto, muchos son con tanda extendida por lo que tus hijos tendrán casi todo el tiempo ocupado y el tiempo libre que tendrán lo volverán mas productivo.

Estos son algunos consejos que yo aplique en mi niñez y adolescencia y estoy seguro que les servirá a ustedes con sus hijos, pero si tienen otra manera en la que ahorran a la hora de comprar los escolares, cuéntennos en los comentarios.

Te invitamos a que te suscribas para que recibas tips e información super útil sobre crianza, lifestyle, hogar y viajes. Te prometo que valdrá la pena.