El poder de ser nosotros mismos

0
86
views
escuela para perros

Nunca fui muy asidua a ver TV, porque sentía que nunca encontraba nada educativo ni constructivo que ver. Realmente en la TV local no había muchas opciones. Pero ya cuando tuve a mi bebé eso cambio y pasé de no ver nada de TV a tener prácticamente todo el día encendido en TV con muñequitos todo el día.

Y no es que mi hijo se siente todo el día a ver TV, pero la tengo encendida en sustitución de la radio, en un canal educativo, que le permita aprender por medio de los sonidos, las canciones, los juegos y los bailes. De vez en cuando se detiene a verlo un poco, pero es bien selectivo en lo que le gusta (voltea la cabeza para ver la TV cuando estan los musicales), por lo que prefiere entretenerse con juegos tradicionales y cuando no, pues ahí estoy yo jugando con el.

Hoy estuve mirando un capitulo de estos muñequitos tan famosos de Nick Jr “Escuela para Perros” (confieso que me he enamorado de este canal, si no lo ve mi hijo lo veo yo jejeje) y me gustó mucho el mensaje que transmitieron acerca de nuestra autoestima y ser nosotros mismos. Un tema que debe ser explicado para que se entienda y se aplique a nuestra vida diaria.

Comencemos por definir que es ser uno mismo…

El ser uno mismo está relacionado con la individualidad de la persona, su autenticidad, los valores que posee, los talentos, habilidades y pasiones que le caracterizan, su Visión y Misión de vida, todo esto será la ESENCIA. Vivir conforme a tu esencia te permitirá ser tu mismo en todas las situaciones de la vida.” 

A veces tendemos a valorarnos tan poco que permitimos que cualquier comentario o cualquier suceso cambie nuestra esencia, cambie nuestra forma de ser y nuestra forma de actuar. Guiados por los parámetros sociales, tendemos a buscar la perfección en todo lo que hacemos y lo que aparentamos ser, cuando en realidad nadie es perfecto y todos tenemos derecho a expresar nuestras diferencias libremente, porque al fin de cuentas tenemos derechos a que nos respeten como somos.

Este capítulo de “Escuela para perros” me gustó tanto porque reflejó lo que viven nuestros niños a la hora de querer adaptarse a un nuevo ambiente. Te pondré un ejemplo común: Ellos llegan a la escuela, son bien alegres, saltarines, cariñosos, pero viene otra persona y les dice que no pueden ser así, porque no es socialmente aceptable. Entonces ¿Qué hacen nuestros niños? Se cohíben de ser lo que son, se bloquean y se sienten frustrados e infelices porque deben ser lo que los demás quieren que sean y comienzan a imitar otras conductas.

Si!! A todos los niños se les deben poner límites pero debemos enseñarles que los límites son para que su vida marche de una manera más feliz y organizada. Estos limites jamas deben interferir con la esencia individual ni con el desarrollo psicosocial del niño.

¿Y como te das cuenta de que tu hijo no está siendo el mismo?

Si notas que cambia radicalmente de comportamiento y que ahora se siente agobiado, ansioso, triste, si no disfruta de nada, si corre todo el día, si quiere controlar lo incontrolable y si notas que está estresado.

Si no le permitimos a nuestros pequeños ser quienes son en realidad, ser esa persona especial que Dios ha creado única y diferente a todas las demás, estaremos criando adultos inseguros, con baja autoestima, incapaces de ser creativos; adultos que en vez de ser su mejor versión, terminaran siendo una copia barata del montón.

El hecho de enseñarles a nuestros pequeños a valorarse y a ser quienes son en realidad les ayudará a respetar a los demás, sus diferencias, sus virtudes y sus defectos. Les hará sentir mas plenos y felices. ¡Eso es al final lo que todos los padres queremos!

Te invito que como padre le permitas a tus hijos ser ellos mismos, enseñándoles a reconocer sus características únicas, sus valores, sus habilidades, enseñándole a conectar con ellos mismos y a no permitir que los factores externos cambien lo bello de su personalidad, pues eso es lo que hace que su luz brille en medio de la obscuridad. 

La vida consiste en que cada paso que damos tenga un sentido y un propósito, pero a la vez consiste en disfrutar el camino como los niños, que viven fascinados con todo lo que hacen y con todo lo que logran. Ayudarle a tu hijo a encontrarse con si mismo, esto le permitirá descifrar sus gustos, sus pasiones, sus talentos, sus habilidades y le ayudará a defender su postura de forma adecuada.

Ser uno mismo no es violar las reglas, no es actuar en libre albedrío, es identificar nuestros valores y lo que nos hace felices para vivir conforme a ellos, dejando huellas positivas a medida que recorremos el camino, pero siempre disfrutando cada paso que damos.

Te invitamos a que te suscribas para que recibas tips e información super útil sobre crianza, lifestyle, hogar y viajes. Te prometo que valdrá la pena.