Cuidados de la piel del bebé al ir a la playa o piscina

0
114
views

La piel de nuestros bebés es super sensible por tal razón es importante cuidarla siempre, en especial, cuando vamos a la playa o piscina. Toma en cuenta estos prácticos consejos para evitar insolaciones o quemaduras en la piel de tu bebé:

  •  Aplica protector solar al menos 30 minutos antes de exponer al niño al sol.
  • Toma en cuenta que no debes exponer a los niños al sol de 10 am a 4 pm. En estas horas tu niño podría sufrir daños en su piel debido a  la intensidad de los rayos solares.
  • Para evitar la insolación de los niños debemos ponerle protector solar cada dos horas.
  • Es recomendable usar camisetas con protección UV de 30 o 50 fps (se recomienda cuando hace mucho sol), usar sombreros o llevar una sombrilla en la sillita o carrito, gorras, lentecitos y no te olvides de  mantenerlo hidratado.
  • Algo bien importante es que  para ir a la playa debemos llevar el botiquín de primeros auxilios, el carnet del seguro, gafas, crema solar.
  • Dependiendo de la edad de tu bebé, es recomendable usar repelentes contra insectos, es mejor prevenir que curar.
  • Otro aspecto importante es, cuidar la alimentación del bebé, evita los alimentos que pueden causar alergias e introdúcelos en su dieta de uno en uno y a la edad a la que te marque el pediatra.
  • Actúa con prudencia si debes darle medicinas o tienes que aplicarle alguna pomada o crema nueva. Y en caso de que tu hijo presente alguna alteración en la piel, sea cual sea, díselo siempre a su pediatra.

En recomendable que siempre que salgas de viaje con tus bebés o niños pequeños tengas a mano un botiquín especial. En este botiquín no debe faltar:

  • Acetaminofen: para la fiebre o para el dolor.
  • Antialérgicos.
  • Antiinflamatorios.
  • Suero fisiológico en monodosis: que nos puede servir tanto para curar alguna heridita, como para echar en los ojos si ha entrado algo o en la nariz si aparecen los moquitos.
  • Antibiótico oral de amplio espectro: sólo si vamos a ir a algún país en vías de desarrollo y vamos a estar bastantes días… mejor si no hay que reconstituirlo con agua ni guardarlo en la nevera, claro (y difícil que nos lo receten, en cualquier caso).
  • Sobres de rehidratación oral: por si aparecen las diarreas. Habrá que prepararlos con agua embotellada. También podemos encontrar bricks con el suero ya preparado, que podremos llevar en el avión siempre que no pasen de 120 ml.
  • Crema con corticoides: muy útil para los eccemas, para reacciones alérgicas locales o para reducir las ronchas de los mosquitos.
  • Crema antibiótica: por si alguna herida o picadura se empieza a infectar
  • Crema de protección solar: Ya te explicamos el por qué.
  • Repelentes de insectos: para evitar esas ronchas, irritaciones o picaduras de los insectos.
  • Termómetro: importante que siempre vayamos con el ya que nos puede indicar cuán grave puede llegar a ser una fiebre.
  • Curitas: ahora las hay hasta de los personajes favoritos de los niños, así que no hay excusa para utilizarlas si queremos tapar alguna pequeña herida.
  • Gasas estériles y esparadrapo: dejan pasar el aire más que las tiritas, se recomienda en heridas más grandes.
  • Tijeras, pinzas y vendas: para curar con lo anterior.
  • Antiséptico no yodado: el mejor es la clorhexidina. El Betadine no se recomienda ya porque el yodo se absorbe muchísimo y puede ser peligroso para la tiroides.
  • Crema para el pañal:para evitar o curar irritaciones de la colita de nuestros peques.

Te invitamos a que te suscribas para que recibas tips e información super útil sobre crianza, lifestyle, hogar y viajes. Te prometo que valdrá la pena.